sábado, 13 de noviembre de 2010

En esos momentos...sobran


Sensación extraña que muerde el alma y elimina la mente
Miradas articulan las palabras
Sonidos de pensamientos
sin palabras absurdas y gastadas por el tiempo
La "voz" florida el corazón de lenguas heladas
en esos días lluviosos en el que un sombrero bombin puede tocar la sal de su cabellera
¡Las palabras sobran!


Se desmayan los días
Se tragan la tierra
Gritos mudamente interminables
cantan canciones
pero no tienen boca
¡Las palabras sobran!


No es necesario ocultarse
ellos se encuentran desnudos bajo la luna
abandonando el cuerpo y cubiertos de "ese" que los encerró,
encerrados sólo los dos
Es un empeño inútil el querer hablar
quieren evitar falsas promesas o juramentos extinguibles
Para qué...¡Las palabras sobran!


Se desata el impacto acústico de las miradas
Ojos que reflejan los ojos que los miran
Dos notas que a la par brotan
dormidas en el pecho
y ríen, ríen mientras duermen
¡Las palabras sobran!


Es un sentimiento contra el espacio y el tiempo
un sólo ritmo en un corazón
Alma ausente, alma suya
sólo susurran con sus ojos
la pureza de sus sentimientos
Le haz traído una rosa blanca,
blanca como a ella le gustan
¡No hablan, no hablan!
¡No quieren contaminar el momento!
Para qué...¡Las palabras sobran!


Un silencio que encierra
voces de rostros de primavera
Los mejores versos no necesitan palabras
porque en ésos momentos...
¡Las palabras sobran!

2 comentarios:

Betty HenesAlfa dijo...

Los mejores versos no necesitan palabras
porque en ésos momentos...
¡Las palabras sobran! <<< excelente final...

y aquí también "¡Las palabras sobran!"

karla dijo...

Las palabras muchas veces son pétalos que se deshojan ya sea en vientos leves o fuertes. Mejor exprimamos esos instantes y ocasionemos parálisis a esos momentos.